A los 82 años de edad el brasilero partió de este mundo

Fuente: Naiara Galarraga Gortázar

Pelé, el futbolista perfecto, el único que conquistó tres Mundiales, el primero de fama planetaria, ha fallecido este jueves con 82 años como consecuencia de un cáncer de colon en el hospital Albert Einstein de São Paulo, según ha confirmado su hija Kely Nascimento. “Todo lo que somos es gracias a ti, te amamos infinitamente. Descanse en paz”, ha escrito en su cuenta de Instagram. Con él, acaba una era en la historia del fútbol y en Brasil. Los que tuvieron el privilegio de verle jugar en directo o lo han visto en vídeo recuerdan con precisión aquel gol de cabeza con el que abrió el marcador en su tercer Mundial. La final del 4-1 contra Italia en México 70. Un instante que, junto a jugadas y goles legendarios, ha cristalizado en la memoria colectiva como la expresión máxima del fútbol bello, eficaz e irreverente. “Encantado, soy Ronald Reagan, presidente de los Estados Unidos. Usted no necesita presentarse porque todo el mundo sabe quién es Pelé”, le dijo su anfitrión en una de sus primeras visitas a la Casa Blanca.

Edson Arantes do Nascimento nació el 23 de octubre de 1940 en Tres Corações, un pueblito de Minas Gerais. Hijo del futbolista profesional João Ramos, Dondinho, y del ama de casa Celeste, lo bautizaron Edson en honor al padre de la bombilla. Gracias a su don para el fútbol, a los diez años ya era una celebridad local. Con 15 años, su primer viaje a la ciudad costera de Santos marcó dos hitos en su vida. Cumplió su sueño de ver el mar y fichó por el club al que siempre fue fiel, el Santos, un equipo que acumulaba trofeos. Arrancaba una carrera fulgurante que le llevó a ser consagrado como el mejor deportista del siglo XX.

Foto . LIDER

Artículos relacionados